Liga española pro derechos humanos

Liga española pro derechos humanos
Liga española pro derechos humanos

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Por un futuro nuevo


El 28 de agosto de 1963 tuvo lugar la marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad. La fotografía recoge el momento en que Martin Luther King, desde el Monumento a Lincoln pronunció su histórico discurso "yo tengo un sueño"defendiendo la armonía racial, gracias al cual se extendería por todo el país la conciencia pública sobre el movimiento de los derechos civiles y se consolidaría como uno de los más grandes oradores de la historia estadounidense.Al utilizar esta imagen para referirme al principio de neutralidad de la red, pretendo traer al presente la lucha contra la discriminación para evitar que la vorágine tecnológica que nos rodea nos aparte de nuestro objetivo esencial. Esto no es una cuestión de tecnología, ni de maquinas, ni de adolescentes que se quieren bajar música y películas gratis, esto es una cuestión de derechos y libertades, de igualdad de oportunidades al acceso a la cultura y al conocimiento y, al igual que entonces nos encontramos en la misma lucha por los derechos civiles, solo que en otro tiempo y en otro escenario, ahora no se trata de la discriminación racial, ni de la discriminación por sexo, religión o condición social, ahora nos referimos a la discriminación de la información en la red. La reivindicacion ahora es la accesibilidad universal a internet y una red abierta y neutral, en la que los paquetes que contienen la información que no puedan ser discriminados en atención a su contenido, origen o destino, sino que todos deben ser tratados por igual.
Pero para que esto sea posible, se requiere como cuestión previa, garantizar el acceso a Internet a todos los ciudadanos en condiciones de igualdad, con independencia del lugar donde se encuentren y de la rentabilidad de la línea y, proporcionar tarifas de llamadas especiales para discapacitados y jubilados, tanto en las redes fijas como en las redes inalámbricas y, todo esto a unos precios políticos, lo que supone una banda ancha universal.
Últimamente, a partir del acuerdo entre Google-Verizon, la cuestión de la neutralidad de la red ha sido cuestionada al pretender establecer un estatus especial para las redes inalámbricas en las que no rija el principio de neutralidad y, de paso aprovechando esta coyuntura, Movistar en España ha lanzado la idea de que el actual sistema de tarifa plana es insostenible, pero tenemos que recordar dos cosas: 1º que el espacio radioeléctrico es dominio público y, no nos pueden cobrar por el aire que respiramos. 2º Que la Comisión Europea ha adoptado finalmente una decisión a los efectos de regular el espectro radioeléctrico resultante del paso de la televisión analógica a la digital, un proceso que deberá estar completamente concluido en 2012, (el llamado dividendo digital), lo cual significa que una importante red de banda ancha quedara liberada y permitirá que sea utilizada por los distribuidores de Internet para facilitar una transmisión aún más rápida de información y más barata lo que ha de permitir un mayor desarrollo de los servicios públicos, tal y como estaba previsto originalmente en el paquete Telecom. Por lo tanto el argumento de la insostenibilidad de la tarifa plana no es aceptable sobre todo si la banda ancha que se libere se destina a fines públicos como inicialmente estaba previsto y, por otra parte es preciso resaltar que esa afirmacion parte precisamente de una compañía que ofrece el ADSL mas caro y lento de Europa.
Pero como decíamos este debate no es cuestión solo de tecnológica, es también jurídico e ideológico, afecta a la regeneración democrática: La E-Democracia no solo exige leyes de transparencia y un Gobierno abierto de forma que se garantice la participacion ciudadana en la gobernacion, exige como presupuesto una Internet abierta y una red neutral accesible a todos, lo que conlleva la necesidad de una tarifa plana. Por eso desde este grupo reivindicamos como punto de partida para España y toda Europa no solo el modelo de Finlandia, en que la universalidad de la banda ancha ha sido reconocido como un derecho fundamental, sino que también la neutralidad de la red sea reconocida como un derecho, lo que obviamente lleva implícito la necesidad de una tarifa plana.
En esencia se trata de tender un puente al Siglo XVIII para recuperar la filosofía originaria que inspiro nuestro elenco de derechos y libertades y transmitirla al nuevo escenario tecnológico que nos absorbe, para construir un nuevo futuro que no sea la proyección de la pesadilla mercantilista y especulativa del pasado inmediato.

1 comentario:

  1. enhorabuena por el blog aqui teneis un seguidor mas .Un saludo

    ResponderEliminar